BIODIVERSIDAD – 02

Cuadro 1.- Número de especies de fauna verificadas en la Reserva Biocultural Kaxil Kiuic, número de especies catalogadas en la NOM-059-SEMARNAT-2001 y número de especies consideradas como endémicas de la provincia biótica de la Península de Yucatán.

Grupo

Especies totales

NOM-059

Endemismos

   

A

Pr

P

 
Anfibios

11

0

4

0

2

Reptiles

36

8

7

0

5

Aves

151

4

10

0

9

Mamíferos

40

2

3

5

3

NOM-059: especies catalogadas en la norma oficial mexicana 059-SEMARNAT-2001; A: especies bajo amenaza; Pr: especies bajo protección especial; P: especies en peligro de extinción.

Entre algunas de las especies de importancia para la conservación que podemos observar en la RBKK se encuentran: 1) Para el grupo de anfibios: el sapo excavador mexicano (Rhynophrynus dorsalis) y la salamandra yucateca (Bolitoglossa yucatana), ambas especies catalogadas bajo protección especial y solo la última considerada endémica de la provincia biótica Península de Yucatán; 2) Para el grupo de reptiles se encuentra el gecko manchado (Coleonyx elegans) y la boa (Boa constrictor), ambas como especies bajo amenaza, así como la nauyaca (Bothrops asper), la uolpoch (Agkistrodon biliniatus) y la culebra de labios blancos maya (Symphimus mayae), catalogadas bajo protección especial; 3) Para el grupo de aves destaca la presencia del ocofaisán (Crax rubra), el pavo ocelado (Meleagris ocellata), el tucán de pico canoa (Ramphastos sulfuratus), entre otros, catalogados como especies amenazadas. De las especies catalogadas bajo protección especial destaca el halcón selvático (Micrastur semitorquatus), el tucancillo collarejo (Pteroglossus torquatus),  el trepatroncos sepia (Dendrocincla anabatina) y el loro yucateco (Amazona xantholora), este último y el pavo ocelado (M. ocellata) consideradas especies endémicas de la provincia biótica de la Península de Yucatán. 4) Para el grupo de mamíferos destaca la presencia del cacomixtle (Bassariscus sumichrasti) y la martucha (Potus flavus) catalogadas bajo protección especial así como el jaguar (Panthera onca), el ocelote (Leopardus pardalis) y el cabeza de viejo (Eira barbara), entre otras especies catalogadas en peligro de extinción.

Para el caso de la flora, se han identificado, hasta el 2008, 454 especies de plantas vasculares (Hayden, et al., 2009). El listado florístico con registros fotográficos de muchas especies se encuentra disponible en:

http://oncampus.richmond.edu/academics/flora-kiuic/checklist.html.

Del total de especies, sólo la zamia o chac hua (Zamia polymorpha) y el jobo (Spondias radkoferi) se encuentran catalogadas como especies amenazadas en la NOM-059-SERMARNAT-2001 y 32 especies se consideran endémicas de la provincia biótica de la Península de Yucatán (cuadro 3). Entre las especies endémicas destacan el k’anchunup o hueso de tigre (Thouinia paucidentata), el pochote o ch’ooj (Ceiba schottii), el kitimche (Caesalpinia gaumeri) y el pomolche, piñon o jatropa (Jatropha gaumeri).

Además de su importancia para la conservación, la reserva ofrece una oportunidad única para la enseñanza y la investigación tanto biológica, como social. En este sentido, funciona como un “laboratorio viviente”, no sólo para la adquisición y enseñanza del conocimiento, sino también para la implementación de estrategias en apoyo al manejo sustentable de los recursos ecológicos y culturales, así como la promoción y participación en proyectos productivos y educativos que contribuyan a elevar la calidad de vida de las comunidades circunvecinas.

Entre los estudios que se llevan acabo en la RBKK destaca el de los Drs. Andrade Torres del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) y Jackson (Kennesaw State University, Georgia, UEA), cuyo estudio se base en las respuestas fotosintéticas y de relaciones hídricas de especies arbóreas a las condiciones micro-ambientales. Otros estudios, a cargo del Dr. Dupuy Rada (CICY), se enfocan en la regeneración de selvas y combinan el seguimiento en el tiempo de la vegetación de diferente edad de sucesión dentro de la reserva, con la caracterización simultánea de rodales de diferente edad en un paisaje que abarca la reserva y las comunidades circunvecinas. En este mismo paisaje las Dras. Leyequiénn Abarca y Carmen Pozo de la Tijera están realizando estudios de la estructura, diversidad y composición de comunidades de aves y mariposas. Todos estos investigadores y el Dr. Hernández Stefanoni (CICY) también están colaborando en la caracterización del uso actual y potencial del suelo, así como las condiciones actuales de los recursos (producción, biodiversidad, almacenamiento de carbono) y el efecto que en ellos tiene el uso del suelo, las condiciones del ambiente y la estructura y composición del paisaje con el fin de contribuir a elaborar herramientas para la planeación de un uso óptimo de los recursos. Lo anterior ubica a la Reserva Biocultural Kaxil Kiuic y su área de influencia como un lugar que puede prestar servicios ambientales de biodiversidad, hidrológicos y de almacenamiento de carbono atmosférico.

Por su parte el Dr. Markus Tellkamp de Millsaps College, Jackson, Mississippi está desarrollando un estudio ecofisiológico con aves y murciélagos a fin de determinar la interacción entre parámetros fisiológicos (tasa basal de metabolismo), selección de hábitat (condiciones micro y macro climáticas) y morfología (estructura y densidad de plumas). Además, lleva a cabo un estudio zooarquelógico en la RBKK con el propósito de reconstruir condiciones ambientales pasadas y su efecto sobre las poblaciones de animales que aprovecharon  los antiguos pobladores mayas en la región.

Al mismo tiempo, se ha propuesto la creación de un corredor de turismo de bajo impacto entre la RBKK y el ANP Hacienda San Juan Bautista Tabi, en un marco de desarrollo sustentable comunitario-regional basándose en un estudio financiado por la RBKK para determinar el potencial turístico de los municipios que conforman su área de influencia (Ticul, Oxkutzcab y Tekax) (Rivera et al., 2006). Los resultados arrojaron información valiosa acerca de las actividades que sería necesario realizar para que el «turismo de naturaleza» sea competitivo; y sobre la necesidad de que los municipios empiecen a ser actores importantes en el desarrollo de esta actividad económica.

En la actualidad, con la participación de la RBKK en los diferentes proyectos de investigación y el trabajo con estudiantes extranjeros, nacionales y locales se ha logrado consolidar el “Centro de Investigación y Aprendizaje”, el cual proporciona la infraestructura necesaria para albergar las actividades de investigación, educación, turismo cultural y de naturaleza que se practican en su entorno. Por otra parte, se han obtenido fondos através de CONAFOR en su programa de pago por servicios ambientales desde el 2007, lo cual ha permitido cumplir con los programas de restauración, conservación, educación ambiental comunitaria, monitoreo, inspección y vigilancia establecidos en el plan de manejo de la reserva. Todo lo anterior ha permitido que el proyecto de conservación y educación ambiental pueda ser exitoso en la región y ha permitido poder involucrar a diferentes sectores como organizaciones no gubernamentales, académicos, centros de investigación, comunidades rurales, autoridades estatales y municipales en los programas. En los siguientes años se pretende establecer nuevas estrategias con el fin de buscar alternativas de financiamiento y poder captar fondos de organizaciones civiles nacionales e internacionales con el fin de continuar desarrollando los diferentes programas de conservación.